jueves, 18 de enero de 2007

Un ballenero vasco del Siglo XVII

Durante los siglos XIV y XV la ballena se pescaba muy cerca, en la costa, y los vigías de tierra alertaban de su presencia a los pescadores. En esta época el número de cetáceos que visitaban la costa era numeroso. A finales del s. XVI, y durante los siglos XVII y XVIII, los pescadores balleneros comienzan a desplazarse a Asturias, Galicia, y a la lejana Terranova de donde serían expulsados hacia Groenlandia. Estas expediciones suponen un cambio en las embarcaciones, siendo las que van a ultramar naos y galeones con tripulaciones de alrededor de 60 personas, y con posibilidad de llevar a cabo el despiece y aprovechamiento de la ballena en el propio barco.

El Aita Guria puede visitarse en Bermeo. Reservas: Tel.94 617 91 54; correo electrónico: aitaguria@bermeo.org WEB: www.aitaguria.bermeo.org